El parásito del romero

Hoy estrenamos la sección de flora del blog con nada menos que una planta parásita. Si, has oído bien, una planta que parásita otra planta. Concretamente del Orobanche latisquama, planta parásita del romero común (Rosmarinus officinalis).

Las plantas de este género no presentan clorofila y por lo tanto son completamente dependientes de la planta huésped. Sus raíces presentan una modificación adaptada, denominada haustorio, que penetra en las raíces del huésped captando así los nutrientes y el agua de este. Orobanche latisquama es una planta típica de matorrales mediterráneos más o menos secos y que siempre encontramos a pocos centímetros de distancia del romero común. Sus flores presentan una coloración violácea que las hace fácilmente visibles.

Las fotos de la galería fueron tomadas en las montañas del Garraf (Barcelona).

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.